San Francisco - Bogotá - Madrid

CX: Experiencia de CLiente

  • Inicio
  • CX: Experiencia de CLiente
image

CX: Experiencia de CLiente

Customer Experience es un concepto utilizado en los procesos de las organizaciones para representar la experiencia que una empresa le entrega a sus clientes, desde el momento en que conocen a la marca hasta que se conviertan en clientes y comiencen a utilizar efectivamente su producto o servicio.

El Customer Experience (CX) es el compendio de todas las percepciones que se generan en la mente del cliente sobre una marca a través de su relación con ella. Es decir, cada transacción, comunicación o approach con una empresa o negocio, es una experiencia. Nosotros trabajamos para diseñar experiencias memorables que impacten tanto la mente como el corazon de los usuarios.

Las ventajas de incorporar un gran CX son:

  • Permite satisfacer las necesidades de los usuarios sin ningún tipo de fricción
  • Acelera la velocidad en la entrega del servicio entregando alto valor
  • Permite cumplir y sobrepasar las expectativas de los usuarios o clientes
  • Construye sobre las necesidades del usuario un servicio diferenciado
  • Define un Customer Jorney Map que sirve de referencia para entregar un servicio increíble
image
image

La importancia de hacer un CX excepcional

Los consumidores son quienes compran y consumen tus productos y servicios. Sin embargo, tu éxito a largo plazo depende de todos los usuarios y de que las experiencias de uso positivas lleven a crear más usos y en consecuencia más compras.

  • ¿El UX y el CX son lo mismo?

    la Experiencia de Usuarios (UX) trata con las personas que interactúan con un producto. Por otro lado la Experiencia del Consumidor (CX), en cambio, engloba toda la interacción de las personas con una marca. Considera múltiples canales de contacto, no solamente los digitales.

  • ¿Si aplico un buen CX tengo garantizadas más ventas o consumo de mis servicios?

    El foco no debiera estar sólo en arreglar problemas actuales detectados, lo que es conocido como innovación incremental. El foco debe ser la innovación radical, es decir, rediseñar crear desde cero nuevas experiencias del consumidor.